Buscar en
Cerrar este cuadro de búsqueda.
logotipo tebo 1

Blog de Tebo

Bienvenido al blog de Tebo, fabricante líder de elevadores de carga. Nuestro blog se centra en compartir conocimientos y consejos de compra de elevadores de carga. Le ayudamos a elegir la mejor solución de elevación para sus necesidades.

 

Principales diferencias entre puentes grúa y grúas de pórtico

Cuando se trata de elevar materiales pesados en diversos entornos industriales, la elección suele reducirse a dos contendientes principales: puentes grúa y grúas pórtico. Ambas desempeñan un papel fundamental en la manipulación de materiales, pero sus características únicas las adaptan a entornos y tareas diferentes. Vamos a profundizar en lo que diferencia a estas grúas, arrojando luz sobre sus matices de forma que se desmitifiquen las complejidades que subyacen a su diseño y aplicación.

Inauguración del puente grúa

Puente grúa monohaz
Puente grúa

Imagine un coloso de acero a horcajadas sobre la extensión de un taller, con sus brazos extendidos a lo ancho, como un puente que cruza un río. Esta es la esencia de una puente grúa. Montado en pistas elevadas, su mecanismo funciona sobre una viga horizontal, lo que permite el movimiento lateral a través de dos vigas de pista paralelas. Esta configuración es especialmente ventajosa en entornos interiores, como plantas de fabricación y almacenes, donde es crucial maximizar el espacio del suelo y maniobrar sobre obstáculos sin interferencias con el suelo.

Viga simple o doble: La elección importa

Los puentes grúa se presentan en dos variantes principales: monorraíl y birraíl. La elección entre una y otra depende de la altura de elevación, la capacidad de carga y la luz requeridas. Las grúas monorraíl, de diseño más sencillo y económicas, son ideales para cargas ligeras y luces más cortas. En cambio, las grúas birraíles, con su diseño robusto, admiten cargas más pesadas, luces más largas y proporcionan una mejor altura de gancho.

Grúas de pórtico: Los nómadas del mundo de las grúas

Grúas de pórtico
Grúas de pórtico

Grúas de pórticocon sus característicos soportes para las patas, ofrecen un nivel de movilidad y adaptabilidad que las grúas puente no pueden ofrecer. Estas grúas funcionan sobre orugas o neumáticos, lo que les permite realizar tareas en zonas al aire libre como astilleros, obras de construcción y en lugares donde no es factible instalar grúas permanentes. El aspecto visual de una grúa pórtico recuerda al de una pasarela, con sus patas caminando sobre el espacio de trabajo, transportando cargas con una firme determinación.

Diversidad en el diseño

La diversidad de diseños de las grúas de pórtico es enorme, con configuraciones que incluyen patas en forma de L, de C y de A para adaptarse a diversas necesidades operativas. Esta adaptabilidad se extiende a su movilidad, con opciones que van desde neumáticos de caucho para superficies irregulares hasta ruedas de oruga para trayectorias definidas, lo que les permite realizar tareas en entornos variados con precisión.

Diferencias cruciales

Aunque tanto los puentes grúa como las grúas de pórtico sirven para el propósito fundamental de elevar y mover materiales, su ética operativa, sus consideraciones de diseño y sus ámbitos de aplicación divergen significativamente.

Complejidad y coste del diseño

La complejidad del diseño de las grúas de pórtico, impuesta por su estructura autónoma y sus requisitos de movilidad, suele traducirse en unos costes de fabricación e implantación más elevados que los de las grúas puente, más sencillas y de trayectoria fija.

Adaptación al entorno

Las grúas puente destacan en interiores, ya que optimizan el espacio aéreo sin obstaculizar las operaciones en el suelo. Las grúas pórtico, con su versatilidad y movilidad inherentes, son la mejor opción para tareas al aire libre, ya que son capaces de mover cargas pesadas por grandes espacios.

Capacidad de manipulación de cargas

Aunque ambos tipos de grúa están diseñados para satisfacer una amplia gama de necesidades de elevación, las grúas pórtico suelen ofrecer mayor flexibilidad en cuanto a capacidad de carga y anchura de vano, lo que permite acomodar cargas más grandes y pesadas en áreas más extensas.

En conclusión

La elección entre una grúa puente y una grúa pórtico se reduce a los requisitos específicos del proyecto, las limitaciones medioambientales y las consideraciones presupuestarias. Tanto si se trata de la precisión controlada y la eficiencia espacial de una grúa puente como de la robusta versatilidad y el amplio alcance de una grúa pórtico, entender sus características distintivas garantiza la selección de la grúa adecuada para el trabajo, optimizando las operaciones y mejorando la seguridad en las tareas de manipulación de materiales.

Entradas relacionadas

es_ESSpanish